L1

La Plataforma Catasalacarta.com entrevista a la experta de cata Mercedes González Rodríguez que presta sus servicios profesionales de cata de aceite, agua, café, cerveza, chocolate, ginebra, jamón, miel, queso, ron, sidra, té, vermut, vino, vodka, whisky en Lugo.

Buenos días Mercedes,

Muchas gracias por venir a visitarnos a la Plataforma de expertos de Cata de Catasalacarta.com

La última vez que nos vimos fue en una cata que celebraste en el Casino de Madrid de los vinos gallegos del Concurso Vinus Terrae. Lo hiciste fenomenal. Se nota que dominas el apasionante mundo de la cata.

Para los que no te conozcan decir que Mercedes es sumiller, docente dedicada a la formación y comunicación. Es la Presidenta del Club de cata Vitislucus, formado por expertos en análisis sensorial y enoturismo (especialistas en vinos, destilados, aguas, aceites, cafés ,tés e infusiones, quesos, jamones, panes, sales, chocolates, cervezas, en espumosos y un largo etc.)

Desde su empresa MEmbajadora Asesoria Gastronómica, se dedica también a asesoría de establecimientos de hostelería, bodegas, creación de producto, organización de eventos especiales,...

Asimismo es la Directora Técnica de la revista Diario de Vinos. También colabora con otros medios (revistas y otras publicaciones, radio, tv)

Mercedes es la Directora Técnica de cata de aguas internacional así como la formadora de cursos de hidrosumiller en Termatalia Internacional.

Es embajadora española de champagne, formadora homologada de CCRR D.O Jerez y formadora homologada de Cava (Institut Cava) así como formadora de formadores (Univ. Nebrija).

Es miembro de distintos paneles de cata nacionales e internacionales, enoturismo de Galicia, etc.

También es formadora de Enoturismo para Junta de Castilla y León…

Un excelente curriculum profesional Mercedes!. Te felicito. No sé de dónde sacas tanto tiempo…

Si te parece bien… damos comienzo a la entrevista…

P.- ¿Por qué motivo o motivos te adentraste en el mundo de la cata?

R.- Desde muy pequeña he sido bastante “puntillosa” con las comidas y en la mesa nunca faltó una botella de vino lo que permitió me familiarizase con el mismo y no lo demonizase. A esto se suma el salir de vinos con la familia,… después la universidad y por fin el contacto más estricto con el mundo del análisis sensorial en la universidad que se inició con cata de quesos y tras cursar sumillería todo se encaminó. El hecho de ser sumiller y mi experiencia con higiene alimentaria permiten que no sólo se limite a vino. A esto sumamos la constitución de Vitislucus –Expertos en Análisis Sensorial y Enoturismo que presido.

 

P.- Cómo experto que eres… ¿qué significa para ti “catar” o analizar sensorialmente un producto?

R.- Bucear, siempre digo que es como bucear, y a la par que abrimos los brazos de manera imaginaria para avanzar vamos separando los distintos prescriptores, sensaciones o conceptos. Podría definirlo también como un poema que vamos analizando sílaba a sílaba pero estrictamente es lo que es “probar con atención un producto cuya calidad queremos apreciar. Someterlo a nuestros sentidos (gusto y olfato) y conocerlo buscando sus diferentes defectos y cualidades con el fin de expresarlo. La cata es estudiar, analizar, describir, definir, juzgar y clasificar” ( Jean Ribérau y Émile Peynaud).

 

P.- ¿Qué tipo de cata es la que más te gusta celebrar y por qué?

R.- Al igual que hay vinos para momentos y momentos para vinos así también las catas, analíticas, teóricas, descriptivas… pero sin duda la hedonista es la más disfrutona.

 

P.- ¿En qué medida el esfuerzo y trabajo de los productores gastronómicos se valora gracias a la cata?.

R.- Bueno, aquí entraríamos en un terreno pantanoso. Siendo estrictos y profesionales dicho valor gastronómico y trabajo se ve reforzado y valorado con su puesta en escena pero con el intrusismo que hay hoy en día, con los “corta- pega” que se hacen (porque internet está ahí)… a veces es un engaño. Quiero decir con esto que lo más mediático no es necesariamente lo más idóneo y que se debe recurrir a especialistas del sector evidentemente con “ética profesional”.


P.- ¿Crees que por parte de los bodegueros y resto de fabricantes gastronómicos se deberían de promocionar las catas para fomentar e incrementar el consumo de sus productos? ¿Venderían más y mejor?

R.- Si claro, es hilvanar un poco con la respuesta anterior. Hay que vender, no sentarnos a esperar que nos compren. Acercar el producto de mano de un especialista sin duda mejora el escaparate y amplifica el eco de su presencia.

 

P.- ¿Opinas que la etiqueta de un producto por sí sola vende?

R.- La etiqueta por si sola puede vender una vez si resulta atractiva pero lo importante no es vender o colocar un producto una primera vez sino que repitan, que vuelvan a comprar es lo importante y eso sin duda va parejo a buena relación continente/contenido así como de que profesional sepa acercárnoslo, presentarlo, etc.


P.- En las catas que celebras ¿qué es lo que más le interesa al Cliente la parte más lúdica o la parte más formativa?

R.- Aquí evidentemente tiene que asomar mi origen gallego, “depende”. Depende quien y para que te encargue la cata. La mayoría es una ensambladura, formarse divirtiéndose es siempre lo mejor.

 

P.- Para aquellos Clientes que quieren apuntarse a una cata pero lo que buscan es algo más lúdico… ¿Qué actividades se pueden organizar en una cata para conseguir ese fin?

R.- Podría elaborar una larga lista pero no sé si quiero públicamente dar ideas a los recién llegados a este mundo o intrusos, que andan a la que cae porque se ve que la gente es poco original y se limita a emular, así que lo cierto es que ya estoy en ese momento que no me apetece dar ideas para que otros vivan de rentas. Es mejor que contacten conmigo en la plataforma de CatasalaCarta.com, y entre sus deseos y mis ideas encontraremos lo mejor. De todos modos puedo dejar caer conceptos: naturaleza, historia, patrimonio natural, clandestinas, cultura, armonías, cine, celebraciones, monumentos, pintura, viajar y un largo etc.

 

P.- No todos los clientes tienen misma agudeza sensorial para la cata… ¿Es posible gracias a la práctica mejorar esa capacidad sensorial?

R.- Si, claro que si, salvo un mínimo porcentaje ciego o mudo para aromas y sabores un 80% entre catadores medios y super catadores es cuestión de entrenamiento. Es más difícil enseñar a bailar y lo digo con conocimiento de causa (he sido profesora de baile jajaja)

 

P.- La fase gustativa es la fase que más gusta al público en la celebración de la cata… ¿Crees que esta fase es más importante que la fase visual y la olfativa?

R.- Lo ideal es el equilibrio pero, sin duda alguna, si deja más marcado recuerdo, impresión y sensaciones además de ser mayor soporte para la compañía (platos- vinos- aguas….) ,es la gustativa la que se lleva los laureles.


P.- En algunos supermercados podemos ver que sorpresivamente las bodegas a través de sus agencias de publicidad contratan a azafatas en las degustaciones de sus vinos,… ¿crees que lo hacen por precio, o porque desconocen como localizar a sumilleres que les ofrezcan este servicio?

R.- En muchas ocasiones yo creo ni se les ha pasado por la cabeza contratar un profesional y van a cubrir huecos. En otras encargan eventos a agencias de marketing y/o comunicación que no están formados al respecto y tiran siempre de lo que tienen más a mano o creen les resulta más económico o “luce más”. Error!!! A veces, muchas veces lo barato sale caro. Yo soy la primera que cuando acude a un evento y quien me atiende es un o una azafata en lugar del productor, enólogo o responsable opto por pasar y centrarme en otro. Quiero alguien con conocimiento de producto y no con la lección aprendida para el momento en el mejor de los casos.

 

P.- ¿Qué sueles cobrar por persona en una cata, poniendo tú el producto y los materiales de cata?

R.- Aquí vuelve a asomar mi vena gallega, “depende”. No es lo mismo una cata de un producto básico que el de uno Premium, ni una de vinos sólo o con armonías, ni si es en mi ciudad o en otro lugar, ni si es en grupo en mi local de cata que en uno de hostelería o a domicilio. Muchos condicionantes influyen en el precio. En líneas generales unos 15-20 € /px. Al final es una enseñanza más o menos personalizada. Yo no soy bodega ni distribuidora que publicita sus productos y pocas o en excepcionales ocasiones pagan el producto a catar.

 

P.- ¿Qué dirías a los Clientes de la Plataforma de Catasalacarta.com para que se animen a solicitarte presupuesto de cata?

R.- Simplemente que además de ser una forma muy entretenida de aprender y descubrir lo es de generar otro tipo de conversaciones, conocer gente o disfrutar más de los de tu entorno, que ayuda a que nos liberemos de prejuicios y que la cata es también una cura de humildad. Hedonismo o sumar a nuestra formación, sea cual sea el motivo, siempre enriquecedor.

Muchas gracias Mercedes, por compartir un poco de tu tiempo con nosotros y con nuestros lectores sobre tu visión del mundo de la cata. Es todo un placer.

Antes de despedirme de ti, quiero aprovechar la ocasión para compartir tu ficha de experta de cata con nuestros lectores pudiendo los que lo deseen, solicitarte presupuesto gratuito y sin compromiso desde el botón "Solicitar Servicio" haciendo clic aquí.

L1