L1


El vino nos habla, ya que siguiendo las fases de la cata podemos conocer si es joven o viejo, su procedencia, cuando fue vendimiado su uva, la variedad utilizada en la vinificación, etc. Veámos en este post cómo hemos de catar los vinos.


La cata o análisis sensorial del vino consta de 3 pasos, o tres fases:

- la fase visual,

- la fase olfativa, y 

- la fase gustativa.

En la fase visual lo que haremos será observar el vino dentro de la copa para analizar:

- el color que tiene,

- los reflejos que nos da,

- si está limpio, o está turbio, y

- si tiene poquito burbujas o no.

¿Cómo podemos saber si un vino es más joven, o es más viejo en el caso de los vinos blancos?

Un vino blanco joven tendrá un color más pálido, y los reflejos serán más acerados y verdosos.
En el caso de un vino que haya tenido una crianza en madera, o esté más evolucionado el tono de amarillo irá subiendo. 

En el caso de los tintos un vino tinto joven tiene un color ciruela, con los ribetes violáceos. Sí el vino es reserva, tendrá un color cereza con unos ribetes rosados.

En el caso del vino blanco el color irá subiendo, y en el caso vino tinto el color irà bajando a medida que es más añejo el vino.

Una vez observado esto podremos dar una vuelta a la copa para ver la formación de la lágrima. La formación de la lágrima es el alcohol que tiene dentro el vino.

- Sí el vino es de una zona màs cálida, éste nos dará una lágrima más espesa y caerá màs lentamente al ser màs densa.

- Sí es una zona fría la lágrima caera más deprisa.


Una vez que hemos visto el color, pasaremos a la segunda fase, la olfativa para comprobar la intensidad del vino. Es la primera etapa de la fase olfativa del vino. Cogeremos la copa, y sin mover el vino oleremos. La intensidad puede ser:

- baja,

- media, o

- alta.

dependiendo de la zona si ésta es más cálida o más fría, o del tipo de varietal utilizado en la vinificación.

Una vez analizada la intensidad moveremos la copa. Moviendo la copa no saldrán los distintos aromas. Hay tres tipos de aromas:

- los primarios qué son los que vienen de las variedades,

- los secundarios son los que vienen de las fermentaciones.

- los terciarios serían los vinos de reserva, gran reserva, lo que llamamos el bouquet.

Aromas primarios:

Ejemplos de aromas primarios que más comúnmente podemos encontrar en los vinos blancos: avellana, mantequilla, fresa, melocotón, flor de viña, manzanilla, grosella, menta, frutos tropicales, pomelo, manzana, rosa, nardo, jazmín, moscatel, limón, miel, albaricoque, acacia, y romero.

Ejemplos de aromas primarios que más comúnmente podemos encontrar en los vinos tintos: arándanos, moras, frambuesa, grosellas, pimienta verde, eucalipto, cerezas, violetas, fresas, cassis, especias, moras silvestres, laurel, bayas rojas (frambuesas, grosellas), ciruelas negras.

Aromas secundarios:

En los aromas secundarios encontramos las siguientes series:
Serie de fermentación: levadura, miga de pan, britoe, galleta, pastelería, bollería fina, etc.
Serie Láctea: leche, yogur, mantequilla fresca, queso fresco, levadura fresca y seca, etc.
Serie amilica: plátano, caramelo ácido, laca de uñas, barniz, etc.

Aromas terciarios:

En los aromas terciarios de los vinos blancos encontramos las siguientes series:

Serie floral: flores secas, manzanilla, brezo, etc.

Serie frutal: frutos secos, albaricoque seco, etc.

Serie confiteria: Miel, praliné, pasta de almendras, cake, cera de abeja, coco rayado, orejones, etc.

Serie madera y balsámica: cedro, roble, madera blanca, madera tierna, vainilla, humo, tostadura, pino, resina, eucalipto, coco rayado, tabaco, ahumado, etc.

En los aromas terciarios de los vinos tintos encontramos las siguientes series:

Serie floral: sotobosque, trufa, setas, brezo, etc.

Serie frutal: frutas rojas y negras maduras, en compota, mermeladas y recocidas, orejones, albaricoque , ciruela pasa, cereza confitada, cereza y ciruela en licor, higos, higuera, aceitunas negras, etc.

Serie especiada madera: roble, pino, regaliz, madera quemada, madera tierna, madera ahumada, incienso, ceniza, vainilla, canela, caja de puros, barniz, laca, resina, eucalipto, coco, tabaco, etc.

Serie empireumática animal: cacao, pan tostado, pan de especias, avellanas y almendras tostadas, nueces, café, tabaco, jugo de carne , cuero , tinta, almizcle, caza de pelo y pluma, piel de animal, sangre, etc.


La tercera fase que es la que más gusta a todo el mundo es la gustativa. Para hacer la cata gustativa tenemos que analizar:

- la entrada en boca,

- la evolución que tiene el vino la boca, y

- el post gusto.

En la entrada en boca hemos de analizar cinco aspectos:

El sabor: si es dulce, salado, ácido, amargo, umani.

La astringencia: Si el vino nos da una sensación de sequedad en las encias sabremos que es un vino astringennte, y que notamos su tanicidad.

El cuerpo: Si el vino es espeso, o casi masticable como el aceite diremos que tiene cuerpo. En caso contrario sería ligero

El balance, la evolución, y la persistencia gustativa: A esta sensación se la denomina “ataque”. Si el aroma del vino se queda en la boca y no se quiere ir sabremos que el vino tiene persistencia alta, o impresión de final de boca marcada. En caso contrario, el vino será corto. Los vinos de calidad, son de persistencia alta ya que nos deja un buen recuerdo al degustarlos.

La textura: Dentro de este aspecto los hay rugosos, aterciopelados, sedosos y otros que recuerdan a la tierra. Los vinos de calidad suelen ser sedosos.


El orden de cata en la fase gustativa es de los vinos más suaves, a los más potentes.

Una vez aprendidos estos pasos a seguir te aconsejamos solicites presupuesto gratuito y sin compromiso de cata de vino a nuestra red de expertos de cata desde la home de www.catasalacarta.com.

Cuánta más información ofrezcas a nuestra red de expertos, más concrección en el precio podrán ofrecerte nuestros expertos de cata.

En 24 horas recibirás respuesta en tu correo electrónico a tu solicitud de cata.

L1