L1

La Plataforma Catasalacarta.com entrevista al sumiller David Ferrer que presta sus servicios profesionales de cata de aceite, ginebra, ron, vino, vodka, whisky en Madrid.

Buenos días David,

Me alegra tenerte con nosotros en esta entrevista que tiene como objetivo compartir con nuestros lectores tu opinión sobre el apasionante mundo de la cata.

Para los que no conozcáis a David, decir que es un auténtico apasionado del vino. Después de licenciarse en Administración de Empresas y cursar un Máster en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior, su vocación le llevó directamente al mundo del vino. Su afición cobró otra dimensión cuando completó los estudios de Sumiller por la Cámara de Comercio de Madrid y el reconocido programa internacional Advanced Certificate WSET, especializado en vinos de todo el mundo. Sus más de 10 años en el campo de la exportación le convierten en un especialista de vinos internacionales.

David ha trabajado como export manager en bodegas como, Marqués de Griñón, Matarromera, o Castaño entre otras. Es profesor del Curso de Experto Universitario en Desarrollo Internacional de Negocios Vitivinícolas donde imparte los módulos de Enología y Vinos Internacionales en la Universidad Internacional de La Rioja, también ha impartido cursos de cata en varias escuelas, como la Escuela Europea de Cata o la Escuela de Vino y Cata, dando cata de vinos o en el Máster de Restauración de la Escuela de Hostelería de San Lorenzo donde impartió los módulos de Cata de vinos y vinos internacionales.

Actualmente es socio de la importadora y distribuidora de vinos internacionales Cervinco Internacional, S.L y tiene varios proyectos en mente que está a punto de empezar.

Te deseo mucha suerte David en tu nueva andadura profesional…

Si te parece bien, damos comienzo a la entrevista…

P.- ¿Por qué motivo o motivos te adentraste en el mundo de la cata?

R.- Muchas gracias Carlos por invitarme a esta entrevista. Me alegra poder estar contigo y con todo tu equipo, disfruntado de este momento. Te cuento... después de mi carrera en ADE y mi master en Relaciones Internacionales y Comercio Exterior encontré trabajo en mi primera bodega como export manager. Nos guste o no, en otros países saben muchísimo más de vinos que en España, que es uno de los mayores productores de vino del mundo. En esa experiencia los importadores me decían que el vino de al lado tenía la misma calidad que el que yo vendía, pero valía un euro menos, argumento que no sabía rebatir por no tener conocimiento de vino. Esta es la razón que me llevó a matricularme del curso de Sumiller de la Cámara de Comercio de Madrid y posteriormente a realizar el WSET advanced, tras realizar estos cursos y profundizar en el mundo del vino descubrí mi verdadera pasión que es el vino y fundamentalmente trasmitir esta pasión a otra gente, ya sea en España

Como en otros países vendiéndolo.

 

P.- Cómo experto que eres… ¿qué significa para ti “catar” o analizar sensorialmente un producto?

R.-  Catar es buscar la esencia del producto, focalizar todos tus sentidos en la búsqueda del origen y la elaboración de dicho producto, es algo muy bonito que te ayuda a desarrollar tu mente y tu memoria. Es muy importante transmitir pasión a la hora de enfrentarte a un vino, si catas un vino de esta manera, tan sólo hay que dejarle hablar y escucharle, él te dirá todo lo que quieres saber.

 

P.- ¿Qué tipo de cata es la que más te gusta celebrar y por qué?

R.-  Cualquier cata me gusta, pero mentiría si te dijese que me gustan todas por igual. La cata que más disfruto suelen ser catas verticales (mismo vino y diferentes añadas), de esta manera se aprecia muy bien el estilo del vino y también la influencia que tuvo la climatología en cada año. Sin ruido, sin gente, sólo los vinos, yo y música clásica de fondo, ojos cerrados y a catar...¡Sensacional!

 

P.- ¿En qué medida el esfuerzo y trabajo de los productores gastronómicos se valora gracias a la cata?.

R.-  En mucha, el sumiller tiene (tenemos) que ser muy humilde, ya que si sale algún defecto en el vino automáticamente irá dirigido contra el enólogo o contra la bodega que lo ha elaborado, esto es un arma de doble filo para la bodega. Por eso me gusta decir que si el vino tiene virtudes hay que exaltarlas todas y dar la enhorabuena a bodega y enólogo por ello, en el caso de tener defectos intentar únicamente mencionarlos y ya está. No es profesional enmascarar un defecto de un vino, pero tampoco lo es resarcirse en él.

 

P.- ¿Crees que por parte de los bodegueros y resto de fabricantes gastronómicos se deberían de promocionar las catas para fomentar e incrementar el consumo de sus productos? ¿Venderían más y mejor?

R.-  Sin duda, aunque este tipo de promoción únicamente le viene bien al productor que tenga buen producto y de buena calidad, un elaborador que haga volumen, sin enfocarse en calidad, no tendría sentido que lo hiciera, o por lo menos eso pienso yo.

 

P.- ¿Opinas que la etiqueta de un producto por sí sola vende?

R.-  También es cierto, te da una primera oportunidad de venta, el que el consumidor vuelva a comprarla o no ya depende únicamente de la relación calidad precio del vino y no más de la etiqueta, la etiqueta tiene un único disparo. Pero esa primera venta es fundamental, ya que si tenemos el mejor vino del mundo pero nadie lo compra, vamos por mal camino.

 

P.- ¿Qué dirías a los Clientes de la Plataforma de Catasalacarta.com para que se animen a solicitarte presupuesto de cata?

R.-  Que busquen siempre un profesional, como para todo, y fundamentalmente que este profesional transmita pasión por lo que hace, esto hará que venda tu vino exponencialmente mejor o que la cata que haga llegue al público con un mensaje mucho más enriquecedor, únicamente así, la experiencia será doblemente buena y satisfactoria.

 

P.- En las catas que celebras ¿qué es lo que más le interesa al Cliente la parte más lúdica o la parte más formativa?

R.-  Pues es una mezcla entre ambas, inicialmente es prácticamente la parte lúdica, pero a medida que hablas y trasmites la gente quiere conocer más y más, son experiencias muy bonitas.

 

P.- Para aquellos Clientes que quieren apuntarse a una cata pero lo que buscan es algo más lúdico… ¿Qué actividades se pueden organizar en una cata para conseguir ese fin?

R.-  Bueno, juegos al rededor de la cata funcionan muy bien, al que me contrate le daré más información. :)

 

P.- No todos los clientes tienen misma agudeza sensorial para la cata… ¿Es posible gracias a la práctica mejorar esa capacidad sensorial?

R.-  Sin duda alguna, la práctica es fundamental, la escuela te da una base, pero depende de tí ser un gran sumiller o no. Siempre pongo como ejemplo a Nadal y Federer. Federer tiene un talento innato (que aún así necesita práctica) y juega al tenis que parece que no hace esfuerzo alguno. Del otro lado está Rafa Nadal, inferior técnicamente pero muy superior mentalmente, se ejercita más que el resto para llegar donde quiere y antes o después lo consigue, incluso estando un año fuera de las pistas por lesión, poca gente podría volver a jugar y de nuevo llegar a ser número 1 del mundo...brutal!.

 

P.- La fase gustativa es la fase que más gusta al público en la celebración de la cata… ¿Crees que esta fase es más importante que la fase visual y la olfativa?

R.-  No, la más enriquecedora es la olfativa sin ninguna duda, de hecho, cuando nos tomamos el vino vuelve a aparecer la fase olfativa por vía retronasal, si no hay olfato la cata sería aburridísima, imaginaros catar constipados.

 

P.- En algunos supermercados podemos ver que sorpresivamente las bodegas a través de sus agencias de publicidad contratan a azafatas en las degustaciones de sus vinos,… ¿crees que lo hacen por precio, o porque desconocen como localizar a sumilleres que les ofrezcan este servicio?

R.-  Como he dicho antes, los vinos que van orientados a supermercados y a público masivo no necesitan de cualificación, una cara bonita les vale. Dudo que Vega Sicilia ponga azafatas en supermercados, lo lógico es que tenga a un personal altamente cualificado para trasmitir la complejidad de su vino.

 

P.- ¿Qué sueles cobrar por persona en una cata, poniendo tú el producto y los materiales de cata?

R.-  Depende de lo que quiere el cliente, suelo tener un importe fijo de lo que es la cata y luego los productos los defino con el cliente, por lo que unas veces es más y otras menos.

 

Muchas gracias David, por tu visita a nuestras oficinas de la Plataforma Catasalacarta.com y por  compartir tu tiempo y concimiento conocimiento del mundo de la cata con nuestros lectores. A ver si pronto nos volvemos a ver y seguimos hablando de vino y de la cata.

Aprovecho la ocasión para compartir tu ficha de experto de cata de aceite, ginebra, ron, vino, vodka, whisky con nuestros lectores pudiendo los que lo deseen solicitarte presupuesto gratuito y sin compromiso de cata en Madrid desde el botón "Solicitar Servicio" haciendo clic aquí.

L1