Algunos apuntes sobre el puro habano

El tabaco fue descubierto, para el viejo continente, por los españoles, cuando en 1492, cuando Cristóbal Colón tropezó inesperadamente con el milagro del tabaco. Es allí donde los españoles se encuentran con los indígenas, mujeres y hombres, con un tizón en la mano, yerbas para tomar sus sahumerios que acostumbraban"...

Tras llevarlo a España, es en Sevilla donde años después se forma la primera compañía de tabaco y donde se inventa la forma actual de fabricar un puro.

093 9Catadepuro

Cuba, situada cerca del Trópico de Cáncer, con una humedad relativa del 79% y una temperatura media de 25 grados Centígrados, recibe un régimen de lluvias que favorecen principalmente a la región occidental del país donde se encuentran las mayores vegas de tabaco de Cuba.

Si a este clima sumamos las características del suelo de Cuba, es decir, la composición química y propiedades agrícolas que distinguen a las zonas tabacaleras y la experiencia y cuidado que los torcedores ponen al hacer el producto cubano podemos fácilmente entender el porqué del éxito del habano.

093 5Catadepuro

Alrededor del tabaco en tierra cubana fueron dándose condiciones que hicieron de su cultivo un fuerte vínculo de unión cultural y sentimental entre España y el archipiélago caribeño. Porque fueron inmigrantes de las islas Canarias quienes cultivaron de manera extensiva la fina hoja y elevaron a condición de arte la elaboración de los famosos puros habanos. Fue sin embargo en Sevilla donde años después se forma la primera compañía de tabaco y donde se inventa la forma actual de fabricar un puro.

Una parte interior a modo de columna vertebral que se llama tripa, otra que la envuelve denominada capote y finalmente una decorativa llamada capa. En la tripa, se mezclan tres tipos de hojas para conformarla, fuente de los ricos sabores y aromas que distinguen de inmediato a un Habano. El llamado volado, hoja de tabaco con la menor fortaleza, valorada especialmente por su combustibilidad; también conocida como Fortaleza El seco, hoja de fortaleza media, la más importante para el aroma  y el ligero, la hoja de mayor fortaleza, de quema lenta, para darle el toque de sabor. El capote, es la hoja especial que envuelve a las hojas que forman la tripa, define la forma del puro y da un toque final a su calidad a la hora de fumarlo.

Los puros de mejor calidad son los hechos a mano con hojas enteras de tabaco, ya que la tripa y el capote pueden ser también de picadura y la fabricación a máquina (similar a la de los cigarrillos, pero sin usar papel), obteniéndose así, puros de menor calidad y bajo costo.

Para catar un puro habano hay que tener en cuenta ciertos matices y su disfrute al igual que el servicio varía en cuanto a la forma en que lo corte, lo encienda y cómo se lo fume.

bacopreparacata1

1. Lugar de la cata

En la cata de puros habanos es necesaria una sala amplia y muy bien ventilada, con pocos objeto en los que puedan quedar impregnados el humo. el exceso de humo puede ser un problema, además los cigarros suelen ser muy olorosos, por lo que es muy conveniente ventilar la sala entre la cata de unos cigarros y otros.

3. Utensilio o soporte

Las cerillas son habituales en el encendido de los puros; úselas de madera, extra largas y sin azufre. Si no las encuentra y usa las cortas normales, tenga a mano una caja entera. Asegúrese de que la llama haya quemado el azufre antes de encender y use dos a la vez, obtendrá una llama más gruesa

Los encendedores especiales para los habanos permiten un encendido más regular; funcionan a base de un gas inodoro y generan llamas más anchas (algunos incluso disponen de doble llama) y un regulador de intensidad. Existen modelos de los más variados tipos, formas y materiales. Para elegir uno, los criterios son: potencia, adaptabilidad a la mano y la facilidad de manejo.

Para el corte del puro, muy importante, se suele utilizar una gran variedad de instrumentos. Lo más sencillo es utilizar una guillotina o una tijera especial; nunca se debe perforar la perilla, ni cortarse con las manos o los dientes, ya que esto solo conduciría a dañar el puro.

Orden de la Cata

Hay muchos tipos de puros, es importante tener algunos conceptos para definir en qué orden es mejor fumar las distintas variedades.

La fortaleza del habano es uno de los conceptos que hay que aprender. Viene determinada por la ligada del puro, el equilibrio entre los diferentes tipos de hoja y su procedencia.

Los habanos fuertes llevan los tres tipos de hoja, ligero (fortaleza 3), seco (fortaleza 2) y volado (fortaleza 1), los medianos llevan tabaco seco y volando y los suaves sólo tabaco volado.

093 8Catadepuro

Es mejor empezar de los suaves a los fuertes en su sabor. Dentro de esto hay que tener en cuenta que un habano intensifica su sabor a medida que se fuma y la fortaleza se revela a mitad del habano, por lo que es mejor elegir el largo dependiendo del tiempo que se tenga.

También se tiene en cuenta por ejemplo si el puro es de calibre grueso o fino. Los puros más gruesos, tienen mejor combustión que los de calibre fino y además poseen un sabor más suave y llevan en la ligada o corazón del cigarro el tipo de tabaco ligero.

4. Servicio y orden de la cata

Encendido y corte

Nunca hay que encender un habano con una llama demasiado potente que altere las cualidades. Por tanto no se debe usar por ejemplo una vela ya que los vapores desprendidos por la cera caliente darán al tabaco un sabor desagradable; tampoco es mejor usar un mechero de gasolina, por el mismo motivo. Si no se tiene otra cosa a mano, lo mejor es prender una astilla de cedro por ejemplo, que vienen alginas en las cajas de puros y luego encender el puro con esta.

093 2Catadepuro

Las cerillas son habituales en el encendido de los puros; úselas de madera, extra largas y sin azufre. Si no las encuentra y usa las cortas normales, tenga a mano una caja entera. Asegúrese de que la llama haya quemado el azufre antes de encender y use dos a la vez, obtendrá una llama más gruesa

El corte es fundamental, determinará el tiro, la combustión y el sabor. El corte debe ser limpio, sin estrías y no debe cruzar nunca la línea que une la perilla de la capa. Esto conduciría que la capa comience a desenrollarse  y el puro se deshaga. De su acertada ejecución dependerá el sabor y la duración del puro. No debe ser un corte excesivo; ya que provocaría una combustión demasiado rápida y una sensación de excesivo calor en la boca.

Para un buen corte existe una gran variedad de instrumentos. Lo más sencillo es utilizar una guillotina o una tijera especial; nunca se debe perforar la perilla, ni cortarse con los dientes o las uñas, ya que esto solo conduciría a dañar el puro. Si se desea retirar la anilla del puro, hay que esperar a que esté encendido. En caso contrario, se podría dañar la capa.

Fase Visual

La capa es lo más importante que se analiza de manera visual de un puro. La capa debe agradar a la vista. Puede haber diferentes tonos de color pero sí que debe ser uniforme en todo el Habano y la hoja de capa debe tener cierto brillo.

093 1Catadepuro

La capa es la parte externa del habano y si utilizamos la vista para ver si es más fina o gruesa, cuál es su color, cómo es el aspecto de la hoja de tabaco que lo envuelve; también el tacto te ayudará a descubrir si es regular o irregular, suave o más dura así como el acabado, que puede oscilar desde el más apretado al más blando.

En ocasiones coincide que las capas oscuras poseen un sabor más fuerte, aunque no es así simpre. Es la mezcla de las diferentes hojas que componen la liga la que dicta el sabor. En todo caso, las capas oscuras son más dulces, comparadas con las claras.

Fase Olfativa

El aroma es muy subjetivo porque enlaza con la memoria olfativa e histórica de cada cual. Aún así, hay unos rasgos básicos que prevalecen y que se pueden apreciar de varias maneras.

La primera es al abrir la caja donde se encuentre el puro, la segunda, acercado el cigarrillo a la nariz y la tercera es al encenderlo. Para apreciar su aroma en combustión, debes hacerlo con la punta humeante en posición hacia arriba y a una distancia de la nariz de unos 30 centímetros. Ahí descubrirás la intensidad, más o menos fuerte o aromática que tenga el habano.

Fase Gustativa y táctil

Es quizá la parte más importante de la cata, porque hará que una versión te pueda gustar más que otra, dependiendo de cómo lo sientas en boca. Recuerda que como todo, el estado de ánimo, la hora del día, si hemos comido antes, con qué lo combinamos, influyen en el sabor.

Llévese el puro encendido a los labios y, antes de dar la primera bocanada, sople a través del mismo para expulsar todo sabor desagradable producido por el encendido. Hecho esto, llene su boca con el humo frío y reténgalo sin inhalarlo; retire el puro de la boca y suelte el humo lentamente; antes de dar la siguiente bocanada, aguarde unos instantes.

093 4Catadepuro

Debes darte cuenta también que las primeras caladas no definirán el sabor general del puro, porque el humo tiene una temperatura mayor que el cigarro, y en las primeras bocanadas pasa a través de él. Poco a poco el tabaco, con cada calada, va a ir calentándose y dejando que salgan todos los aromas. Ahí es cuando descubrirás todo el abanico de sabores.

Uno de los aspectos a analizar mientras se fuma es la velocidad de la combustión, si el anillo es uniforme, la forma de la ceniza (debe ser plana, conservando la forma del puro).

solicitares(1)